lunes, 24 de febrero de 2014


AUTOMÓVILES   WESTCOTT EN CHILE

1. Introducción.


Es muy probable que esta marca de automóviles no esté en la memoria colectiva de muchas personas, incluso aficionados a los vehículos de colección, y menos tener conocimiento que se  hayan “armados” en Chile, y específicamente en Viña del Mar.
 
Este artículo es una pequeña reseña de estos automóviles que circularon en nuestra región.  Invito a quienes tengan alguna información sobre esta materia, me la puedan aportar para poder enriquecer este documento.
 
La mayor parte de la información de este artículo está en la web, y en diferentes publicaciones sobre la historia de Viña del Mar.

 2. Los Automóviles Westcott.
 
La empresa norteamericana de fabricación de automóviles “Westcott Motor Car Company”, fue fundada por Burton J. Westcott, en Richmond, Indiana, en 1909.

Los primeros coches eran de grandes ruedas, y su publicidad lo anunciaba como "The Car with the Longer Life", (el coche de vida más larga).

Los automóviles Westcott estaban equipados con motores Continental y se disponía de modelos con dos distancias entre ejes; 2.997mm (118”) y 3.175mm (125”).

En 1911 un Westcott conducido por Harry Knight participó en la carrera de las 500 millas de Indianápolis, pero no la terminó, debido a que en la vuelta 90 se estrelló. 
 

En 1925, cesó la producción de los automóviles y la empresa dejó de existir. Su fundador, Burton J. Westcott, falleció en 1926.
 
 
3. Los Automóviles Westcott en Chile.

La poca información disponible se refiere a que estos vehículos fueron “armados” en nuestro país alrededor del año 1921, en la Maestranza Lever y Murphy, ubicada en Caleta Abarca de la ciudad de Viña del Mar Chile.

La Maestranza de Lever y Murphy, que posteriormente cambio de nombre a Sociedad de Galvanizados y Maestranza, funcionó desde fines del siglo XIX en la Playa Caleta Abarca, hasta comienzo de los años 30. 
 
Esta maestranza estaba dedicada principalmente a reparar y fabricar embarcaciones. Adicionalmente incursionó en la armaduría y fabricación de locomotoras para los ferrocarriles del Estado y para algunos particulares. También fabricó numerosos puentes metálicos en nuestro país, que algunos de ellos aún sobreviven. Algunas publicaciones hacen referencia a que esta Maestranza participó en la construcción del Viaducto del Malleco, tema que no he podido comprobar, toda vez que el Ingeniero Adonis Subiabre Toro, en su Libro “Viaducto de Malleco Monumento a la Ingeniería Mundial (Septiembre de 2005), plantea que la construcción y su posterior refuerzo fue realizado por la empresa francesa Schneider y Cia. Le Creuset.

La Maestranza Lever y Murphy , en 1886 inició la fabricación de locomotoras para los Ferrocarriles del Estado y para empresas extranjeras y nacionales, algunas de ellas pequeñas máquinas que operaron en el arrastre de los convoyes de la Refinería de Azúcar entre el muelle Vergara y la desaparecida planta de la calle Limache. La primera máquina fue entregada en 1887 a Ferrocarriles. Tenía el número 126 y llevaba el nombre de José Manuel Balmaceda. Fue la primera locomotora construida totalmente en América del Sur y se mantuvo operando hasta 1910. También esta empresa construyó carros de pasajeros y de carga.

La fotografía que se dispone de la Maestranza, que ya en ese tiempo había cambiado de nombre a “Sociedad de Galvanizados y Maestranza” muestra un número aproximado de 8 automóviles, distinguiéndose dos modelos cuya diferencia se aprecia en la mascara frontal. Los vehículos de más atrás serían modelos desde el año 1911 a 1913. El vehículo que está en primera línea podría ser del año 1914 al año 1925.
 
 
 


No hay antecedentes de la razón del porque esta empresa haya optado por armar en nuestro país estos automóviles, considerando que su principal actividad estuvo ligada a la fabricación y reparación de embarcaciones y armaduría y fabricación de locomotoras y carros para ferrocarriles.

La empresa norteamericana Westcott no tuvo en su corta vida una relación con ferrocarriles y/o embarcaciones, por lo que presumiblemente la decisión de armar este tipo de autos, haya sido por contactos comerciales y/o de amistad o familiares de los dueños de esta maestranza con el propietario de los vehículos Westcott.

También existe la posibilidad que un tercer comerciante haya solicitado a esta maestranza el armado de estos vehículos. Por esos años en Valparaíso existió la Imprenta Westcott, que podría haber tenido relación con la empresa norteamericana.  Las armadurías traían a nuestro país los vehículos CKD (Complete Knock Down - Vehículo totalmente desarmado, para ensamble).

No hay información de la cantidad de vehículos que se pueden haber armado, y no se conoce la existencia de uno de ellos en la actualidad en nuestro país.



Autocarril
autocarril@gmail.com
Febrero 2014




























 

 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy interesante, no tenia conocimiento que estos autos se hubiesen armado en Viña del Mar. Seria interesante conocer que habrá pasado con estos autos o si se conserva alguno.