martes, 11 de junio de 2013

LOS MICRO AUTOS.

PRESENTACIÓN.

La escasa historia sobre el automóvil en Chile siempre me ha llamado la atención, toda vez que en algunos instantes tuvimos una cantidad importante de armadurías de vehículos que marcaron a toda una generación joven que vio en ellas la posibilidad de disponer del ansiado automóvil.
 
El aumento del reducido parque automotor existente en Chile, se produce en la segunda mitad de la década del 50 y en los años 60, del siglo recién pasado, producto de una política de estado, que promovió la instalación de “armadurías automotrices”, o “plantas de ensamblaje”, las que en el correr de los años debían “integrar” componentes fabricados en nuestro país.

No podemos dejar de mencionar, que anteriormente al auge de las plantas en la década de los 50, existieron armadurías de algunas marcas desde los comienzos de siglo pasado, como es el caso de Ford Motor.

En el año 1924 Ford Motor abrió en nuestro país las puertas de una planta en la calle Exposición 1258, Santiago, iniciando el ensamblaje del modelo T, cuyas piezas llegaban directamente desde el puerto de Valparaíso, a través del ferrocarril. Posteriormente esta empresa construyó una Planta en Casablanca, la que operó por unos pocos años.

En 1953, se permite la internación desde Arica al resto del país de la producción local, quedando libre de derechos e impuestos. Adicionalmente durante ese período surgen medidas que otorgan franquicias a los industriales que se instalaban en esta ciudad nortina, rebajándose los derechos aduaneros, rebajas tributarias, exención de depósitos previos de importación y otros.

Esto impulsó a numerosas empresas a instalarse en esa ciudad nortina, llegando el año 1962 a existir entre 15 y 20 industrias armadoras. Algunas de ellas muy “precarias”, en sus infraestructuras.

Con el fin de ordenar la irregular situación industrial y económica de las industrias automotrices, en mayo de 1962, se dicta un decreto, que aprueba el reglamento sobre importación, armaduría, fabricación e integración de vehículos, estableciéndose medidas destinadas a regular el sector.

En 1971 se cierran las ventas de automóviles al público y se crea una lista única nacional. En este mismo año se convoca a una licitación con fin de reducir el número de marcas, lo que provoca finalmente el cierre de varias armadurías.

En 1972 se establece el estatuto automotriz, generándose un control de la producción. En 1973 se aprueba legalmente la empresa mixta CORFO-CITROËN (Automotriz Arica), para ensamblar automóviles pequeños, y se elige la marca Peugeot para automóviles medianos y cuya formación como empresa mixta estaba en su último trámite. De este proceso, CORFO Citroën produce el mítico Yagan.

La política automotriz vigente al asumir el nuevo gobierno el año 1973 era incongruente con la visión económica que comenzaba a aplicarse, lo que hizo necesario definir nuevos objetivos en estas materias.

Finalmente en 1975 se establece un nuevo régimen legal para la industria automotriz cuyo objetivo principal era el de racionalizar las instalaciones de las empresas terminales automotrices y de producción de partes y piezas, además de buscar el desarrollo del sector, estableciendo el sistema de protección al número limitado de industrias armadoras y proveedoras de componentes.

En 1979 entró en vigencia la modificación al Estatuto Automotriz, estableciendo rebajas arancelarias significativas para los automóviles de cilindrada menores o iguales 850 cc.

Estas rebajas arancelarias permitieron una fuerte importación de vehículos motorizados entre los años 1978 y 1981. La industria automotriz nacional paralelamente fue incrementando su producción y logrando para el año 1980 su producción máxima histórica.

Durante esta época ingresan al país una serie de vehículos con motores de baja cilindradas, pero no reconocidos como microautos, entre ellos los Subaru Rex, los Daihatsu Max Cuore, con motor de 500 cc., y el Daihatsu Charade, cuyos primeros motores eran de 850 cc, finalizando su internación en nuestro país, con motores de 1.000 cc. Este último vehículo, por su diseño, calidad y tamaño fue un éxito de ventas, y hasta el día de hoy, especialmente en ciudades sureñas, los podemos ver aun circulando.

Debemos agregar al ingreso de estos vehículos, los denominados “pan de molde”, tanto en su formato de furgón como con ventanas laterales. Este vehículo formó parte de muchas familias y de pequeñas empresas, que vieron en ellos una buena solución de transporte de sus mercaderías.

En los años 1982 y 1984, la crisis económica repercutió fuertemente en la venta de los vehículos, lo que trajo consigo una depreciación de la industria, que abrió paso a un período de nuevos cambios con respecto a la política automotriz.

Es importante señalar, que el porcentaje de integración nacional que se incorporó en los vehículos, difícilmente permite señalar a la industria automotriz como una industria productora de automóviles nacionales. Aunque algunos hacen referencia que tal vehículo se fabricó en nuestro país, podemos decir que las tradicionales Citronetas y el tan particular Yagan, pueden haber sido los vehículos con mayor cantidad de componentes nacionales.

Las armadurías traían a nuestro país los vehículos CKD (Complete Knock Down - Vehículo totalmente desarmado, para ensamble).

Curiosamente, el único microauto que podría haberse considerado como integrado en nuestro país fue el automóvil Nobel, que muchas personas se refieren como a un “auto hecho en Chile”.

Por interés personal he querido hacer una recopilación de antecedentes sobre los microautos que circularon en nuestro país, y que hoy son parte de la memoria de una generación, y algunos de ellos, conservados y mantenidos como vehículos históricos.

Adicional a lo anterior, espero que este trabajo permita incentivar a una mayor recuperación y conservación de estos vehículos, y en un tiempo no lejano poder contar con un registro y una agrupación a nivel nacional.

Este trabajo no es una investigación, y su contenido se basa principalmente en antecedentes tomados y “copiados” de publicaciones de páginas web, de clubes y/o agrupaciones relacionadas con automóviles, y en particular con los microautos.


Autocarril