lunes, 13 de mayo de 2013

Parte 3: Viaje en el buscarril desde Talca a Constitución


PARTE 3: LAS SIGUIENTES ESTACIONES  


La línea y su trayecto.
Se encargó su construcción en diciembre de 1888 a la North and South American Company, y esta se inició a mediados de 1889, durante el gobierno de José Manuel Balmaceda. Fue inaugurado en su primer tramo el sábado 13 de agosto de 1892, entre las estaciones de Talca y Curtiduría. En seguida, y no sin vencer grandes obstáculos, se inauguró el siguiente tramo, hasta la estación de Pichamán el día 1 de noviembre de 1894. Luego, se prosiguió lentamente hasta la ribera norte del río Maule, frente a Constitución, en el sector de Banco de Arena donde se estableció la primera estación, en 1902. Desde aquí las personas cruzaban el río en botes hasta la otra orilla, donde se abordaba otro convoy, o en vapores que desembarcaban en el muelle fiscal de Constitución. En dicho sector, se establecieron pobladores que dieron vida al sector.
La trocha de este ferrocarril es métrica, tal como se utilizaron en la Red Norte, u otros ramales de la Red Sur. Sobre este tema, en el documento “Memorias sobre los Ferrocarriles de Chile”, presentada al Supremo Gobierno, por el Señor Agustín Ross, en el año 1892, planteaba sobre la Línea de Talca Constitución, lo siguiente: “Es de sentir que se haya permitido aquí la construcción de una vía de trocha distinta á la normal en Chile. Talca es el centro de un distrito agrícola importantísimo y se está trasformando en una ciudad considerable, cuyo puerto está destinado á ser Constitución, y, en vista de esto, el cambio de trocha en Talca afectará muy seriamente e desarrollo del tráfico.
La entrada al puerto de Constitución es ahora un poco molesta, con motivo de la barra, y no pueden pasarla sino buques de calado moderado; pero se estudia empeñosamente la manera de mejorar las condiciones de ese puerto, y si se lograra esta vez resolver el problema de una manera satisfactoria, presentando un proyecto practicable y no excesivamente costoso, las ventajas para el país serían inmensas, porque es mucho lo que se necesitan varios puertos nuevos en esa región.
Respecto de este ferrocarril en construcción, aparece evidente que sería conveniente alterar la trocha, abandonando la de un metro y adoptando la usual de 5 pies 6 pulgadas para facilitar el tráfico. Habría sin duda que hacer algunas alteraciones en los trabajos ya hechos; pero el error cometido debe enmendarse con tiempo.
Los materiales de construcción y el material rodante que se han recibido para la vía de un metro, se podrían traspasará la Isla de Chiloé para construir un ferrocarril entre Ancud y Castro, que parece ser de suma necesidad y conveniencia.
Dos años atrás, cuando el señor Manby hizo su visita de inspección, el estado de las obras del de Talca á Constitución era el siguiente:
22 ½ kilómetros estaban construidos.
21 ½ bien avanzados.
19 bajo construcción.
22 casi sin empezar.
El señor Manby abogaba por ciertos cambios pequeños en el trazado y expresaba dudas respecto á los tipos de puentes que se pretendía construir, particularmente en los casos en que se había resuelto usar rieles viejos en lugar de hierro especial…
Las siguientes estaciones.

En el kilómetro 17 llegaremos al Puente Rauquén que cruza las aguas del Río Claro. Construido en los inicios del Ramal, esta obra de ingeniería tiene un largo aproximado de 375 metros.

Nuestro Buscarril continuaba su alegre marcha, y los pasajeros ya empezaban a moverse, y a conversar entre todos, aunque para algunos este viaje era uno más de los tantos que pueden haber hecho. La segunda Estación, Corinto,  estaba a una hora de viaje. Esta Estación, antes llamada Pocoa, ubicada en el kilómetro 27 del trayecto, debe su nombre a que un empresario griego, propietario de un molino en el lugar, encontró la zona muy parecida a la Corintia región del centro de Grecia. Muy característica es en esta zona su Iglesia, que data de 1794 y que cada 8 de diciembre es muy concurrida por la celebración de la Inmaculada Concepción. Esta Estación, al igual que la mayor parte del trayecto, está abandonada y totalmente dañada por el terremoto.


A las 08:45 estábamos llegando a la Estación Curtiduría, ubicada en el kilómetro 34 del trayecto, que debe su nombre a una curtiembre que hubo en el sector entre fines del siglo XIX y mediados del siglo XX. Hoy es famosa por sus plantaciones y mostos de uva rosada. El nivel de conversación era alto, y los pasajeros comenzaban a abrir los bolsos, y aparecían, como era lógico en un viaje en tren, los huevos duros.




Nuestro viaje continúa hacia la Estación González Bastías, en donde comenzamos a ver el Río Maule en todo su esplendor, y que nos acompañó hasta Constitución.
En el kilómetro 43,5 llegaremos a la Estación González Bastías, antiguamente llamada Infiernillo El nombre actual es en homenaje al poeta, Jorge González Bastías (1879-1950).
Jorge Arturo González Bastías, hijo de Abdón González Rojas y de Elinia Bastías Cáceres, nació el 21 de mayo de 1879 en la aldea Nirivilo, en la antigua provincia de Maule.
Sus estudios básicos los realizó en el Liceo de Talca y los secundarios en el Instituto Nacional de Santiago. Su producción literaria comenzó en una revista regional donde publicó sus primeros versos. Sin embargo, la publicación de su primer libro no se concretó sino hasta 1911, cuando se dio a conocer Misas de primavera. Perteneció a la Generación del 900, junto con Diego Dublé Urrutia, Manuel Magallanes Moure, Pedro Prado, Carlos Pezoa Véliz, Ernesto Montenegro, Víctor Domingo Silva y Carlos Mondaca. (Memoriachilena.cl)
En esta Estación nos cruzamos con el Buscarril que sale desde Constitución a las 07:20 hrs, y nos detenemos 10 minutos, tiempo suficiente para comprar café y unos ricos panes amasados.



En esta Estación podemos observar antiguos carros de pasajeros y los estaques de agua que permitían alimentar las locomotoras a vapor.





Comiendo unos ricos panes amasados continuamos hacia la próxima Estación Toconey, ubicada en el kilómetro 48 del trayecto. Es una de las estaciones con mayor movimiento dentro del Ramal, que albergaba hasta mediados de 2009 a la única oficina del Servicio de Registro Civil e Identificación del Ramal. Ya eran las 09:30 hrs, y algunos pasajeros habían perdido el interés en este hermoso viaje.



La siguiente estación Pichamán. Su nombre en mapudungún quiere decir "cóndor pequeño". Ubicada en el kilómetro 52 del trayecto, es una estación algo abandonada, compuesta por un vagón de ferrocarril, luego que la anterior sufriera un incendio a fines de 1984. Fue la estación terminal al inaugurarse el segundo tramo en 1894.
Es una lástima que este carro del ferrocarril no esté mejor conservado, toda vez que debe haber tenido un pasado esplendoroso.



En esta estación descendió una “pasajero frecuente”, quien durante el trayecto desde Talca no se inmuto por los ruidos, las fotografías, los huevos duros… No subió ningún pasajero.



 
  

En el año 1948, según antecedentes obtenidos en la Memoria de Ferrocarriles, se registran 8.215 pasajeros salientes en el año.
En la Menoría de 1957 figuran 4.808 pasajeros salientes en el año.
Continuamos nuestro viaje y llegamos al Paradero Los Romeros. Son las 09:50 hrs.
Pasamos el Paradero Los Maquis, ubicado en el kilómetro 57, del Ramal, llegando a la Estación Forel, que se ubica en el kilómetro 62 del tramo. A fines de 1986 esta estación se incendió. Su edificación ha sido reemplazada por dos carros abandonados.
Saliendo de esta estación cruzamos el túnel Quebrada Honda, cuya longitud es de 500 metros Unos pocos kilómetros más llegamos a la Estación Huinganes. Ubicada en el kilómetro 68 del trayecto, es una de las estaciones mejor conservadas, pero es el sector que tiene más problemas de todo el Ramal para acceder por carretera. Hasta la estación de Forel, se puede acceder a las estaciones del Ramal por la carretera K-60, que une Talca con Curepto. La estación debe su nombre al huingán o molle, arbusto que abunda en el sector.
Luego pasamos un Paradero y llegamos a la Estación Maquehua. Se ubica en el kilómetro 74 y eran ya las 10:40 hrs.



Nos acercamos Paradero Astillero, para posteriormente llegar a la Estación Banco de Arena Este en la actualidad es un paradero ubicado en el kilómetro 83 del trayecto, hasta 1912 fue la estación terminal del Ramal, ya que no existía el puente Banco de Arena, el cual fue inaugurado, luego de 12 años de construcción, en el año 1912.
A las 11:20 hrs., estábamos llegando a la Estación de Constitución. En la actualidad es la estación terminal del tramo, en el kilómetro 88, ubicada frente al Terminal de Buses de la ciudad, el edificio data de 1940.
En esta Estación terminaba nuestra primera parte del viaje, quedaba aún el regreso. La Boletaría para los pasajes de regreso se habría a las  16:00 hrs, lo que nos daba un tiempo para caminar y almorzar.
Constitución abarca una superficie de 1.343,6 km² y una población de 46.081 habitantes (Censo INE Año 2002), correspondientes a un 4,61% de la población total de la región y una densidad de 34,30 hab/km². Del total de la población, 22.692 son mujeres (45,21%) y 23.389 son hombres (46,60%). Un 4,10% (8.879 hab.) corresponde a población rural, y un 17,19% (37.202 hábs.) corresponde a población urbana.
Recordemos que Constitución fue una de las ciudades más afectadas por el terremoto y maremoto del 27 de febrero de 2010. El sismo afectó gravemente el centro de la ciudad, mientras que el tsunami arrasó con los edificios y embarcaciones de la playa y la orilla del río Maule, llegando el agua hasta el centro. El ramal sufrió graves daños, lo que significó su paralización por un periodo prolongado.
Caminamos hasta la plaza, en donde nos tomamos un buen café y nos dirigimos hasta la Costanera, en donde almorzamos.
A las 15:30 estábamos en la Estación para abordar el Buscarril a las 16:30 hrs., que después de casi 4 horas llegábamos a la Estación de Talca, terminado este sueño, que ya era una realidad.



REFERENCIAS

-       Ferrocarriles del Estado, Memoria de 1948.
-       Ferrocarriles del Estado, Memoria de 1957.
-       Ramal  (Cynthia Rimsky).
-       Página de EFE – Terra Sur – Buscarril.
-       Amigos del Tren (www.amigosdeltren.cl)   – Los ramales ferroviarios en Chile: auge y agonía (Ian Thomson).
-       Amigos del Tren (www.amigosdeltren.cl) – Historia del Ramal Talca – Constitución (Héctor Iturriaga).
-       Es.Wikipedia.org.
-       Lorenzo Varoli Gherrardi, una historia para no olvidar. (Alonso Díaz P y Cristían Díaz P.).
-       Memorias sobre los Ferrocarriles de Chile”, presentada al Supremo Gobierno, por el Señor Agustín Ross.
-       Memoriachilena.cl
-       Fotografías propias.

viernes, 10 de mayo de 2013

Parte 2: Viaje en el buscarril desde Talca a Constitución

PARTE 2: EL BUSCARRIL


No hay una mayor información sobre este Buscarril, cuya marca es Feerostaal, de origen alemán, y fabricado el año 1962. En la actualidad son cuatro equipos, estando operativos solamente tres. Este Buscarril está conformado por dos carros, actuando uno de tracción, cuya capacidad total es de 80 pasajeros sentados.
Los servicios sobre este ramal se han realizado con trenes, inicialmente con tracción a vapor y luego diésel eléctrica, automotores diésel Edwards (tipo Rt), trasladados a la Red Sur después de la llegada de los automotores Schindler a la Red Norte, en 1955. A partir de los años 60, se han utilizado los Buscarriles alemanes Ferrostaal. A inicios de los años 80, y por un corto período, se utilizaron algunas unidades Schindler (ADZ - 1012, ADI - 1055, AI 1113 y 1115), traslados desde Los Andes, después de la supresión de servicios internacionales del Ferrocarril Transandino.
Según antecedentes disponibles estos Buscarril Ferrostaal fueron adquiridos nuevos para este ramal. Es probable que similares equipos operaron en otros ranales, en donde la frecuencia de pasajeros disminuía día a día, y se hacía muy costoso operar locomotoras con uno o dos carros.



miércoles, 8 de mayo de 2013

Parte 1: Viaje en el buscarril desde Talca a Constitución

PARTE 1: INICIANDO EL VIAJE


A las 07:15 horas puntualmente, del día 08 de enero de 2013, el Buscarril iniciaba el recorrido que nos llevaría a la ciudad costera de Constitución. Habíamos llegado el día anterior a Talca desde Viña del Mar, para cumplir este sueño postergado por algunos años de viajar en este “tren”, que ha sido identificado como el único ramal en Chile actualmente en operaciones.
Talca es la capital de la Región del Maule y de la provincia homónima. Centro administrativo, económico y cultural de la región es una de las urbes más pobladas del valle longitudinal o central chileno junto a Rancagua y Chillán. Según los datos del Censo del año 2012 la ciudad de Talca tiene una población estimada de 200.461 habitantes, sin contar a los habitantes que viven en el extremo sur de la ciudad, que pertenecen a la comuna de Maule.
Contactos previos con la Estación de Talca nos habían informado que no había seguridad de la cantidad de pasajeros que abordarían el Buscarril el día martes 08 de enero. Luego era recomendable estar temprano. La Boletería se habría un cuarto para la siete de la mañana, y solo se venden 80 pasajes, que es su capacidad. Claro si, tienen preferencia quienes son pasajeros residentes. Llegamos a las 06:20 hrs y ya habían alrededor de 10 personas adelante de nosotros, con la preocupación que muchos de ellos compraban varios pasajes. En definitiva compramos nuestros dos pasajes, cancelando $ 1.050 por cada uno, haciendo uso de la franquicia de “tercera edad”. Pudimos comprobar que hubo gente que no tuvo la posibilidad de abordar este Buscarril. A las 07:00 se abrió un portón y pudimos entrar al andén en donde se posesionaba el convoy. Con algo de desorden abordamos el segundo carro. Los asientos son fijos y los vidrios de las ventanas laterales han sido reemplazados por acrílicos, los que están bastante “rayados” por efecto de las innumerables ramas de árboles que impactan en el Buscarril, en su trayecto.
La venta de pasajes era solo de ida, para el regreso era otro cuento, pero ya con más confianza de no quedarnos abajo, dado que muchas personas regresan en bus más tarde, con el fin de aprovechar el día de playa. El bus por carretera tarda una hora y media en el trayecto de Constitución a Talca.
La Estación de Talca está cerrada, debido a que quedó muy averiada con el terremoto del 27 de febrero de 2010, por lo que los trenes circulan por líneas laterales a ella.
Desde hace muchos años que no veníamos a Talca, y pudimos comprobar que actualmente es una ciudad con bastante dinamismo y con muchas obras de construcción, debido a los estragos del terremoto.
No tuvimos tiempo para poder visitar algunos lugares emblemáticos de esta ciudad, como es el cruce Varoli, de la Ruta 5. El cruce lleva el nombre de Varoli debido a la existencia de años pasados de una Estación de Servicios Esso, de propiedad de don Lorenzo Varoli G.
Lorenzo Santiago Varoli Gherardi (Talca, Chile, 8 de abril de 1901 - Constitución, Chile, 20 de septiembre de 1960), fue un famoso piloto de automovilismo chileno que destacó en competencias como el Turismo Carretera y es muy recordado en Argentina donde era conocido como el piloto suicida, luego que en una prueba internacional que se inició en Buenos Aires, realizó el descenso de la Cordillera de Los Andes en forma casi recta.
Nació en Talca, Chile, el 8 de abril de 1901. Después de salir del Instituto Comercial de Talca se fue a Santiago en busca de trabajo y de nuevas expectativas de vida. Después de formar familia con la señora Laura Chartier vuelve a Talca. Tuvo 4 hijos: Amalia, Jorge, Lorenzo y Marta. Medía un metro noventa y era mecánico autodidacta.
Desde que participó en el Gran Premio Sudamericano de Turismo Carretera que se corrió desde Caracas hasta Buenos Aires en noviembre de 1949, llegando en cuarto lugar al mando de su Ford V8 fue un ídolo, sobre todo en su ciudad natal. En Talca lo recibieron como un héroe y le escribieron un himno.
Entre 1948 y 1949 tuvo sus mejores años. Ganó la carrera de Arica a Santiago y participó en la carrera de las 14 provincias Argentinas. Al llegar a Talca la gente lo recibió con honores, con arcos de triunfo, grandes aplausos y entregándole las llaves de la ciudad.
Es recordado, además de su espíritu deportivo, por su gran solidaridad con otros corredores. Es famoso el caso cuando paró en una carrera a ayudar a un competidor que había sufrido un accidente, lo que le costó su adelantada posición en la carrera.
Murió el 20 de septiembre de 1960 por una cardiopatía que culminó inesperadamente con su vida.
Actualmente el Terminal de Buses de Talca y el Cruce Ruta 5 Sur esquina Av. San Miguel también de Talca llevan su nombre (Wikipedia).
Quienes ya tenemos algunos años nos acordamos del gran Lorenzo Varoli, un destacado piloto de los ya desaparecidos “Turismo Carretera”. Con satisfacción he podido leer el libro Lorenzo Varoli Gherardi, una historia para no olvidar”: “El término duro como el Tani y rápido como Varoli se hizo popular a lo largo de todo Chile, realizando una comparación entre la dureza física de Estanislao Loayza y la rapidez de Varoli”.
En el Buscarril viajaban turistas, veraneantes y lugareños, quienes en los primeros kilómetros paralelos a la línea de longitudinal hacia el sur, se mantenían en sus asientos y con un hablar mínimo. A los 30 minutos estábamos llegando a la Estación Colín, el Buscarril se detiene y sube un solo pasajero.
La Estación Colín está ubicada en el kilómetro 12, y debe su nombre a las "Colines", nombre de unas aves que abundaban en el lugar. El edificio está totalmente dañado por el terremoto y fuera de uso.
A esta altura los pasajeros empezaron a conversar más animados, hasta crearse un grupo bastante heterogéneo.