miércoles, 8 de mayo de 2013

Parte 1: Viaje en el buscarril desde Talca a Constitución

PARTE 1: INICIANDO EL VIAJE


A las 07:15 horas puntualmente, del día 08 de enero de 2013, el Buscarril iniciaba el recorrido que nos llevaría a la ciudad costera de Constitución. Habíamos llegado el día anterior a Talca desde Viña del Mar, para cumplir este sueño postergado por algunos años de viajar en este “tren”, que ha sido identificado como el único ramal en Chile actualmente en operaciones.
Talca es la capital de la Región del Maule y de la provincia homónima. Centro administrativo, económico y cultural de la región es una de las urbes más pobladas del valle longitudinal o central chileno junto a Rancagua y Chillán. Según los datos del Censo del año 2012 la ciudad de Talca tiene una población estimada de 200.461 habitantes, sin contar a los habitantes que viven en el extremo sur de la ciudad, que pertenecen a la comuna de Maule.
Contactos previos con la Estación de Talca nos habían informado que no había seguridad de la cantidad de pasajeros que abordarían el Buscarril el día martes 08 de enero. Luego era recomendable estar temprano. La Boletería se habría un cuarto para la siete de la mañana, y solo se venden 80 pasajes, que es su capacidad. Claro si, tienen preferencia quienes son pasajeros residentes. Llegamos a las 06:20 hrs y ya habían alrededor de 10 personas adelante de nosotros, con la preocupación que muchos de ellos compraban varios pasajes. En definitiva compramos nuestros dos pasajes, cancelando $ 1.050 por cada uno, haciendo uso de la franquicia de “tercera edad”. Pudimos comprobar que hubo gente que no tuvo la posibilidad de abordar este Buscarril. A las 07:00 se abrió un portón y pudimos entrar al andén en donde se posesionaba el convoy. Con algo de desorden abordamos el segundo carro. Los asientos son fijos y los vidrios de las ventanas laterales han sido reemplazados por acrílicos, los que están bastante “rayados” por efecto de las innumerables ramas de árboles que impactan en el Buscarril, en su trayecto.
La venta de pasajes era solo de ida, para el regreso era otro cuento, pero ya con más confianza de no quedarnos abajo, dado que muchas personas regresan en bus más tarde, con el fin de aprovechar el día de playa. El bus por carretera tarda una hora y media en el trayecto de Constitución a Talca.
La Estación de Talca está cerrada, debido a que quedó muy averiada con el terremoto del 27 de febrero de 2010, por lo que los trenes circulan por líneas laterales a ella.
Desde hace muchos años que no veníamos a Talca, y pudimos comprobar que actualmente es una ciudad con bastante dinamismo y con muchas obras de construcción, debido a los estragos del terremoto.
No tuvimos tiempo para poder visitar algunos lugares emblemáticos de esta ciudad, como es el cruce Varoli, de la Ruta 5. El cruce lleva el nombre de Varoli debido a la existencia de años pasados de una Estación de Servicios Esso, de propiedad de don Lorenzo Varoli G.
Lorenzo Santiago Varoli Gherardi (Talca, Chile, 8 de abril de 1901 - Constitución, Chile, 20 de septiembre de 1960), fue un famoso piloto de automovilismo chileno que destacó en competencias como el Turismo Carretera y es muy recordado en Argentina donde era conocido como el piloto suicida, luego que en una prueba internacional que se inició en Buenos Aires, realizó el descenso de la Cordillera de Los Andes en forma casi recta.
Nació en Talca, Chile, el 8 de abril de 1901. Después de salir del Instituto Comercial de Talca se fue a Santiago en busca de trabajo y de nuevas expectativas de vida. Después de formar familia con la señora Laura Chartier vuelve a Talca. Tuvo 4 hijos: Amalia, Jorge, Lorenzo y Marta. Medía un metro noventa y era mecánico autodidacta.
Desde que participó en el Gran Premio Sudamericano de Turismo Carretera que se corrió desde Caracas hasta Buenos Aires en noviembre de 1949, llegando en cuarto lugar al mando de su Ford V8 fue un ídolo, sobre todo en su ciudad natal. En Talca lo recibieron como un héroe y le escribieron un himno.
Entre 1948 y 1949 tuvo sus mejores años. Ganó la carrera de Arica a Santiago y participó en la carrera de las 14 provincias Argentinas. Al llegar a Talca la gente lo recibió con honores, con arcos de triunfo, grandes aplausos y entregándole las llaves de la ciudad.
Es recordado, además de su espíritu deportivo, por su gran solidaridad con otros corredores. Es famoso el caso cuando paró en una carrera a ayudar a un competidor que había sufrido un accidente, lo que le costó su adelantada posición en la carrera.
Murió el 20 de septiembre de 1960 por una cardiopatía que culminó inesperadamente con su vida.
Actualmente el Terminal de Buses de Talca y el Cruce Ruta 5 Sur esquina Av. San Miguel también de Talca llevan su nombre (Wikipedia).
Quienes ya tenemos algunos años nos acordamos del gran Lorenzo Varoli, un destacado piloto de los ya desaparecidos “Turismo Carretera”. Con satisfacción he podido leer el libro Lorenzo Varoli Gherardi, una historia para no olvidar”: “El término duro como el Tani y rápido como Varoli se hizo popular a lo largo de todo Chile, realizando una comparación entre la dureza física de Estanislao Loayza y la rapidez de Varoli”.
En el Buscarril viajaban turistas, veraneantes y lugareños, quienes en los primeros kilómetros paralelos a la línea de longitudinal hacia el sur, se mantenían en sus asientos y con un hablar mínimo. A los 30 minutos estábamos llegando a la Estación Colín, el Buscarril se detiene y sube un solo pasajero.
La Estación Colín está ubicada en el kilómetro 12, y debe su nombre a las "Colines", nombre de unas aves que abundaban en el lugar. El edificio está totalmente dañado por el terremoto y fuera de uso.
A esta altura los pasajeros empezaron a conversar más animados, hasta crearse un grupo bastante heterogéneo.  




No hay comentarios: