lunes, 5 de marzo de 2018

El tren rápido.

El crecimiento económico y social de un país tiene directa relación con el crecimiento del transporte en cualquiera de sus formas. A abordar el medio de transporte en particular para un país, para una región y/o para una comunidad, debe analizarse en un contexto general y no solo en la particularidad del medio en análisis.
En relación a publicaciones de unos meses atrás sobre un tren rápido de Valparaíso a Santiago no pude conocer detalles del proyecto.
Si nosotros hacemos un análisis muy general de un tren rápido de Valparaíso a Santiago, no podemos solo focalizarnos en las ventajas que este medio de transporte tendría, sino también debemos analizar como su implementación podría afectar o beneficiar a una comunidad. 
Un solo ejemplo, Viña del Mar es una ciudad con un plan, conocido como Población Vergara, muy “estrecho” que solo pensar en una nueva estación ferroviaria, y un flujo alto de vehículos para acceder a ella, nos debería llevar a otro proyecto, que sea capaz de abordar este complejo tema, sin afectar a la población que no hará uso de este medio de transporte a Santiago.  Alguien me podría decir, “pero no necesariamente la estación esté en el plan de Viña, ella podría estar sus afueras". Sin duda que es factible, pero nace otro problema, Viña del Mar se caracteriza por tener acceso muy limitados, que hoy están saturados, basta ver un fin de semana, las largas filas de vehículos que bajan por Agua Santa o por Vía Las Palmas. Adicional a este punto es la concentración de flujo en horas muy marcadas. Si llegamos a Pajaritos en el tren, nos encontramos ya con un Metro que ha superado su capacidad de diseño.
Creo que los esfuerzos deben gastarse en trenes de carga entre Valparaíso, Santiago y San Antonio, con una buena combinación con una línea longitudinal sur.
Los trenes de pasajeros dejémoslo para unir nuestro sur, y potenciar ciudades específicas que hoy tienen capacidad de recibir más habitantes, por sus características geográficas y recursos naturales, entre ellas, Curicó, Talca, Linares, o más al sur Los Ángeles o Victoria.

Bienvenidas las opiniones sobre este tema.

05 de marzo de 2018

miércoles, 7 de febrero de 2018


Un recuerdo de Nicanor Parra.

El tren instantáneo

 

la locomotora del tren instantáneo está en el lugar de destino (Puerto Montt)

y el último carro en el punto de partida (Santiago)

la gran ventaja que presenta este tipo de tren

consiste en que el viajero llega a Puerto Montt

en el instante mismo de abordar el ultimo carro en Santiago

lo único que tiene que hacer a continuación

es trasladarse con sus maletas

x el interior del tren

hasta llegar al primero carro

una vez realizada esta operación

el pasajero puede proceder a bajarse del tren

que ha permanecido inmóvil

durante todo el trayecto

 

observación: el tren instantáneo sirve solo para viajes de ida. Para volver se necesita un tren inverso.

 

Nicanor Parra

miércoles, 1 de noviembre de 2017

EL TRANSANDINO DE LOS ANDES, SU RECORRIDO.

Recordemos su llamativo recorrido:


El trayecto que analizaremos se inaugura en el año 1910, cuya construcción se había iniciado en el año 1887, durante la presidencia de José Manual Balmaceda, gran impulsor de los ferrocarriles en nuestro país.
El trayecto se inicia en la Estación de Los Andes, ubicada a 80 kms de Santiago, y a una altura de 835 msnm, a través de una trocha de un metro de ancho, sigue por la ribera sur del rio Aconcagua (Conformado por los ríos Blanco y Juncal), hasta la Quebrada Salto El Soldado (km 27), lugar entre dos túneles, uno de ellos semi curvo de 242 metros de longitud, atraviesa el río hacia el lado norte por un puente de 10 metros de largo, volviendo a la ribera sur por un puente de 40 metros de longitud, continuando por esta ribera hasta la confluencia con el rio Blanco, proveniente del cajón cordillerano en donde se ubican las instalaciones de División Andina de Codelco Chile. En este sector está el pueblo Río Blanco, que hoy mantiene  su estación. Este punto fue el centro de operaciones del tramo electrificado del ferrocarril.
Desde este sector, en el día de hoy sube el tren hasta la Planta de Superficie de esta minera (Saladillo), para ser cargado con concentrado de cobre que transporta hasta el Puerto de Ventanas (Quintero), ubicado a 10 kms de Santiago. Estas operaciones han permitido mantener este tramo de la línea operativo hasta el día de hoy. Hacia la cordillera está totalmente destruida y abandonada.
Saliendo de Rio Blanco, el tren enfila hacia Guardia Vieja, por la ribera norte del río Juncal(Km 37,5), subiendo este lugar con "cremallera"(Abt de tres placas) una distancia de 2 kms. Nuevamente en el lado sur del río Juncal, asciende en tramos cremallera y adherencia, hasta llegar a la estación Juncal, hoy Hnos. Clark. En este trayecto están los primeros cobertizos con el fin de proteger a la línea de avalanchas (Kms 44,3 - 46,4 - 48,3).
Desde Juncal (Km 50,7), el ferrocarril sube por adherencia siguiendo el lado sur del río Juncal hasta el km 55,4, atravesando nuevamente el río hacia lado norte, ascendiendo con una gradiente promedio del 7,5% hasta la estación Portillo (Km 63,2).
Sigue su desarrollo por 8 kilómetros, hasta el Llano de la Calaveras y el estero de Caracoles (Estación Caracoles), en donde se ubica el Túnel de la Cumbre o Caracoles, a 3.205 msnm.
En el interior de este túnel, de una longitud de 3.200 metros, se encuentra la frontera con Argentina.  La longitud del lado chileno es de 1.530 metros.
El Transandino deja de operar el año 1984.

Autocarril 
31 de octubre de 2017

Fuentes: 
Análisis operativo y perspectivas del Ferrocarril Internacional Transandino Los Andes Mendoza (Comisión Estudios Económicos de ALAF - Diciembre 1970).
El Ferrocarril Trasandino (Pablo Lacoste - septiembre 2000).
El Ferrocarril Trasandino (Pablo Moraga - 2011)





sábado, 7 de enero de 2017

FERROCARRILES Y EL MUNDIAL DE SKI EN PORTILLO AÑO 1966
 
En a Revista En Viaje de junio de 1966, se publicaba el siguiente artículo relacionado con este mundial realizado en Chile.


jueves, 5 de enero de 2017


VALORES ENERO 1936
En la Revista En Viaje de enero de 1936, en unas de sus páginas se publica el siguiente aviso de los valores que deben cobrear quienes transportaban equipajes en los andes de las estaciones de ferrocarriles.

El dejar en estos carros el paraguas o el bastón para que se lo transportaran tenia un valor de 20 centavos, o una "chaucha".
Autocarril
Enero de 2017
 


jueves, 29 de diciembre de 2016

FIN DE AÑO 2016
 
Estamos terminando el año 2016, y mi aporte a este Blogger fun muy escaso, principalmente por falta de tiempo, que tal vez es una escusa para no sentarse a escribir sobre los dos temas que me apasionan, los automóviles antiguos y los ferrocarriles.
 
En este último tema he podido comprobar que quienes mantienen páginas relacionadas también han estado con menor "producción". ¿Podrá ser un tema generalizado que estemos escribiendo menos y nos conformemos con el envío de un simple e-mail a un amigo, o bien utilicemos el WhatsApp?
 
Algo bueno, he incorporado recientemente a mi biblioteca el libro "Ferrocarriles Vapor en el Sur de Chile", escrito por Hernán Venegas y Pablo Moraga. Un muy buen libro con excelentes fotografías de locomotoras a vapor. Esperemos que el año 2017 podamos contar con más libros, y tal vez una nueva edición de la Historia de los Ferrocarriles de Ian Thomson.
 
Muchas felicidades para todos los amigos, y que el próximos años sea lleno de felicidad.
 
Autocarril
29/12/16

viernes, 25 de marzo de 2016


ADIOS A LOS TRANVIAS...
“Los Tranvías se van…”, titulaba el artículo Ramón Lira, que publicaba en la Revista En Viaje, de junio de 1958, “Hombres y mujeres que viajaron años ha en viejos tranvías evocaran en sus almas, en forma silenciosa, el recuerdo pretérito de algo grato, al ver el paso tardo de un agonizante y arcaico “carro”, recorriendo tal vez la última etapa de su existencia, por las dinámicas calles del moderno Gran Santiago, cuatro veces centenario. A estos humildes vehículos, después de entregarse enteros a tantas generaciones, solo les queda el olvido y la muerte”.

En el día de hoy ya son cada día menos las personas que tuvieron “la suerte” de viajar en estos vehículos de transporte que circularon en varias ciudades de nuestro país en la primera mitad del siglo pasado, entre ellos me incluyo de haber viajado en el carro que corría por el centro de la Avenida Matta.

De acuerdo a la información entregada por Allen Morrison, en su libro Los Tranvías de Chile 1858 – 1978, Santiago tuvo el primer transporte de pasajeros de tracción animal, corriendo sobre rieles en las calles de una ciudad del continente sudamericano. La línea de carros a tracción animal sobre la Avenida Bernardo O’Higgins, la cual abrió en 1858, y probablemente una delas primeras líneas de este tipo en el mundo.

El primer tranvía eléctrico fue inaugurado el domingo 2 de septiembre de 1900. El primer tranvía corrió desde los Talleres de Mapocho, por la calle Brasil, Rosas y Banderas hasta la Alameda.

Pasaron los años, y el 31 de octubre de 1947, la Empresa Nacional de Transporte (ENT), abrió su primera ruta de trolebuses, con 100 unidades comprados a la Pullman Standard Co., en los Estados Unidos, comenzando así el reemplazo en toda la ciudad de los ya antiguos “carros”. Hacía 1955 los carro ya no circulaban a la largo de la Alameda.

Ramón Lira termina su artículo de la Revista En Viaje: “Antes de desaparecer des escenario capitalino, el viejo y menos preciado tranvía, interrumpiendo el tránsito de los musubiches, micros, liebres y motonetas, y quizás un tiempo más también delos legendarios platos voladores voluntariamente pedirá la jubilación y,  antes de entrar para siempre al reino del olvido, dirá con histriónicas palabras: Señores pasajeros, disculpad nuestros infinitos atrasos y choques. Perdonad nuestras muchísimas faltas. ¡La comedia ha terminado! Sabemos que con nosotros se desintegra un jirón de nostalgia y amargura, que nuestra partida es el trance de un adiós”.

La Empresa de Transportes Colectivos del Estado, continuadora de la ENT operó el último tranvía la noche del sábado 21 de febrero de 1959. Este último carro corrió sobre la ruta 33, a través de las avenidas Matta y Blanco Encalada, siguiendo luego hasta el depósito de los Tranvías, ubicado en la calle Brasil.
Autocarril
25 de marzo de 2016